Entrevista a Esteban Romero Frías

 

 

Esteban Romero Frías. Entrevista en Hipopotesis.

Esteban Romero Frías

Intraemprendedor en la Universidad de Granada, donde es doctor de ADE, experto en cultura y sociedad digital y profesor de grado de Creación de Empresas, Contabilidad y Finanzas. Director de MediaLab UGR -Laboratorio de Investigación en Cultura y Sociedad Digital- y Coordinador de GrinUGR -Co-laboratorio sobre culturas digitales en Ciencias Sociales y Humanidades-.

Twitter Esteban Romero FríasLinkedIn Esteban Romero FríasGoogle+ Esteban Romero FríasFlickr Esteban Romero Frías

 

 

¡Esperamos que aprendas tanto como nosotros con esta entrevista!

La entrevista con Esteban ha sido muy agradable, conversar con él nos ha hecho reflexionar sobre algunos temas de gran interés sobre el emprendimiento en España. Hablamos de Intraemprendimiento, Sociedad Digital, discurso de Ciudadanía, Lean Startup y Design Thinking, Marca Personal vs Identidad Digital y mucho más a través de su trayectoria y experiencias personales. 

Para él son dos las plataformas que le han ayudado a generar proyectos, encuentros, investigación y networking en temas de cultura digital y sociedad digital: GrinUGR y MediaLab UGR.

GrinUGR surge en el año 2011 por la necesidad que existe en aquel momento en la UGR –Universidad de Granada- de tener un ámbito en el que poder compartir inquietudes y trabajo con gente interesada en los temas que yo trataba, que me interesaban a mí: los cambios que internet está produciendo en la sociedad. Por mi departamento, que era el de Economías Financieras y Contabilidad, el problema al que me enfrentaba era que resultaba complicado encontrar determinadas complicidades dado que los intereses que estaba manejando trascendían ese campo.

Utilizando la red de distribución clásica de la UGR, Infoconfe, convocó a gente que pudiera estar interesada y a esa primera llamada acudieron unas 60-70 personas, ahí empezó todo:

A partir de ahí se empiezan a convocar reuniones periódicamente, eso ocurre durante dos años, y en 2013 damos un salto importante en la concesión de un proyecto de investigación en el que básicamente lo que hacemos es destinar recursos a la generación de una marca, a la generación de una página web potente que es la que actualmente hay y de alguna manera buscar una legitimidad dentro de esa organización en la que nos movemos, que era la universidad, aunque todo esto surge también con vistas no solo a la universidad sino que fundamentalmente con vistas a lo que es la ciudad, un poco dentro de la idea de laboratorio ciudadano, de innovación social, etc.

Poco a poco, Esteban fue escalando sus propuestas dirigiéndose a un público más amplio. De su departamento pasó a su facultad, de allí a toda la universidad y luego se dirigió a cualquier tipo de público interesado fuera de la institución.

Empezamos a trazar redes, y ese es el capital relacional y humano que posteriormente, el año pasado en 2015, nos permitió al margen del apoyo institucional crear MediaLab UGR que es de alguna manera una continuación de GrinUGR, pero dentro ya de lo que es el Vicerrectorado de Investigación de la UGR, dándole ya otra legitimidad y formando parte de lo que es la institución propiamente dicha.

Nuestro entrevistado detectó que la UGR no estaba cubriendo de manera institucional algunos retos de la sociedad digital que a él le interesaba abordar, y ahí es donde realizó con éxito su aportación.

Muchas veces cuando diseñamos proyectos en nuestra cabeza nos puede parecer que estamos apuntando demasiado lejos y que resulta complicado llegar hasta ahí porque hay muchas barreras, porque la institución es complicada… Yo creo que fundamentalmente, la visión con la que yo me moví, fue la de imaginar un proyecto que fuera grande, que fuera capaz de articular distintas sensibilidades, pero a la misma vez siendo consciente de que el único camino para conseguirlo, el único camino que es efectivo, es empezar por lo muy pequeño.

Siempre ha tratado de involucrar a la gente desde un punto de vista afectivo y cuando comenzó a hacerse más grande ha intentado generar liderazgos compartidos en los que cada cual pueda hacerse responsable de sus propios proyectos. Al no tener dinero para contratar a personal había que conseguir involucrar a la gente y así surgen las comunidades GrinUGR, habiendo empezado con lo mínimo para saber si se daba una buena recepción o no de los proyectos. Terminó pasando de una sencilla web en wikispaces a la web actual de MediaLab tan bien construída. 

 

GrinUGR wikispaces. Entrevista Esteban Romero Frias.
Pasó de esta sencilla web en wikispaces
GrinUGR.org en Hipopotesis. Entrevista Esteban Romero Frías.
A esta moderna web con extensión .org
MediaLab UGR. Entrevista Esteban Romero Frías.
Para luego dar el salto a MediaLab UGR con este moderno y atractivo sitio

 

 Eso sí, afrima que: 

Es muy complicado tener gente implicada, complicadísimo, imagino que en todo, pero aquí estamos hablando de que son casos en los que no estamos remunerando a nadie.

Consiguió organizar un evento con gente del MIT MediaLab y sesiones paralelas con una actividad que se hacía en la Universidad de Standford. La gente creía que sus proyectos eran parte de la institución por todo lo que movían, pero no lo eran. En 2015 todo cambió cuando se involucró durante 8 meses en la campaña de la que fue la primera rectora de la UGR, tras lo cual su proyecto sí fue incluido dentro de esta institución académica:

¿Qué hemos ganado en este tiempo? Hemos ganado una legitimidad adicional por estar en el Vicerrectorado de Investigación, y unos recursos escasos, suficientes para hacer ahora mismo lo que hacemos, aunque en general yo diría que son moderados, pero al menos nos permite de manera regular no tener que estar pensando a ver tal o cuál convocatoria porque queremos traer a un invitado, y eso por lo pronto ya lo hemos superado. Al igual que el resto de la universidad, estamos aquí luchando por recibir financiación externa.

Esteban hace una afirmación que nos gusta mucho, subraya una actitud proactiva en la vida en la que trates de dar los primeros pasos hacia aquello que quisieras construir.

Hay cosas que en principio parece que no le tocan hacer a uno, que son cosas que ahora cuando se ven nadie puede pensar que surgieron porque a uno se le ocurrió un día mandar un correo convocando a gente, cuando realmente las cosas empiezan así. La legitimidad hay que ganársela con trabajo y también con visibilidad. Voy a aprovechar para decir que luego hay proyectos que sólo tienen visibilidad, y esto ocurre mucho haciéndole crítica a temas de emprendimiento y es una cuestión con la que tenemos que tener un poco de cuidado.

A nuestro entrevistado siempre le ha gustado mover sus proyectos de una manera inteligente y humilde, suele llevar a cabo diversos experimentos para comprobar si algo funciona o no, incluso antes de conocer la metodología Lean Startup y Design Thinking. Fue luego que aprendió que lo que ya practicaba se había escrito y sistematizado bajo ese nombre. Eso le ayudó a aprender todavía más y a enseñar en distintos cursos de creación de empresas. 

No se ahora, pero hasta hace poco si uno ponía Design Thinking, una entrada de mi web salía en la primera página de Google y yo sin saberlo, nunca lo había hecho por eso. Y quizá lo he descuidado y he podido perder esa posición, lo hice por un tema de clase pero no deja de ser un experimento que podía haber continuado por ahí. De hecho ahora mismo estoy volviendo a publicar sobre el tema. (Damos fe, si escribís Design Thinking en Google España aparece actualmente en la segunda página, arriba). 

MediaLab UGR se financia de manera regular con fondos del Vicerrectorado de Investigación, y luego externamente a través de proyectos que van consiguiendo presentándose a convocatorias como puede ser la de la Fundación BBVA. A Esteban le gustaría ser capaz de involucrar a más gente que sintiera el proyecto como suyo y se sumara, y nos cuenta el reto del académico-intraemprendedor:

Si uno está en la universidad y tiene que hacer carrera, pues lo que va a intentar es hacer currículum prácticamente, ese currículum no va necesariamente ligado a hacer actividades de este tipo. Hay una parte que es vocacional, vas a tener visibilidad de otro tipo pero a lo mejor vas a tener un paper menos.

Segmentar es mejor que dirigirse a un público masivo, así nos lo explica: 

No siempre queremos eso con nuestros proyectos, que todo el mundo sepa que existimos, sino que lo sepan quienes lo tienen que saber, quienes nos van a comprar o quienes van a desarrollar un proyecto con nosotros. En ocasiones lo pequeño tiene más valor que lo grande.

 

Recomienda además que si tenemos una idea, empecemos a andar pero siempre siendo humildes, viendo qué acogida tiene nuestra propuesta y empezando por nosotros mismos.

 

Yo invitaría a la gente a que funcionen un poco con esta filosofía Lean Startup o Design Thinking con ellos mismos, créate tu página web, empieza a publicar sobre aquellos temas que te interesan, genera un poco de visibilidad, publica en las redes, mira a ver qué interés genera… eso no te va a costar nada, salvo tiempo que además es aprendizaje tuyo y que te ayuda a saber un poco cual es el estado del entorno en el que te mueves. Para mí eso es fundamental.

 

Defiende que en la enseñanza del emprendimiento hay que tratar de que los alumnos practiquen lo aprendido. Se muestra crítico ante la terminología marca personal, prefiriendo la de identidad digital, además de advertir del humo que muchos perfiles digitales venden tratando de posicionarse en un ámbito en el que no tienen trayectoria:

A veces me da la impresión que el tema de la marca personal es como estar a la luz del mercado, o sea, yo voy a modular los discursos para posicionarme. Modúlalo dentro de lo que sea tu ámbito de expertise y de lo que sean tus intereses y de lo que sean los ámbitos de tu ética y de a lo que te quieras dedicar. Todo depende de cómo esté enfocado, a mí me gusta hablar de esa idea de identidad, una identidad que comunique lo que uno es.

Por otra parte, tampoco le gusta sentir que el emprendimiento trate de apropiárselo todo, cree que emprender es algo muy transversal y casi sin entidad propia que debemos entender está supeditado al discurso de ciudadanía. Su alergia a algunas retóricas del emprendimiento le llevan a defender un emprendimiento propio del lugar en el que se da, no importado de EEUU y aplicado a cualquier contexto sin tenerlo en cuenta.

Esto se ha convertido en una especie de jerga, de secta en la que uno tiene que acabar conociendo palabras como Producto Mínimo Viable, pero si lo dices en inglés y con las siglas, mejor; y si no te estás enterando, lo siento mucho. Cuando resulta que tenemos emprendedores de 80 años que han montado empresas cuando nada de esto se conocía y han trabajado así, y ahora dicen, ah, ¡pues si esto es lo que he estado haciendo!

Eso sí, al igual que pensamos en Hipopotesis, para él la creación de empresas, de proyectos, es un tema demasiado serio como para engañar a la gente animándola a emprender a toda costa:

No tenemos que vender determinadas motos. ¡Me parece que al final se juega tanto con la vida de las personas! En el sentido de que esto no es un curso de cocina en el que la gente vaya a echar un rato y dice: voy a probar. Estás involucrando temas que son absorbentes y en los que va su dinero y su libertad. Hay que hacerlo con un respeto.

Nos recalca la importancia hoy en día de ser un ciudadano digital en una sociedad digital, y que a veces el éxito de tu proyecto  no depende tanto de tu habilidad emprendedora, sino del contexto socio-económico en el que lo implementes. A aquellos que quieran intraemprender les recomienda que busquen complicidades y apoyo, porque al final hay que crear equipo.

Empieza generando tu red, generando un conjunto de voluntades comunes, y cuando tengas eso es más complicado que alguien de primeras te diga, no, eso no. Para empezar a andar no necesitas tener ni una página web en condiciones, ni financiación, lo único que hace falta es que la gente quiera reunirse y empezar a pensar en los proyectos. Yo creo que esa es la clave. No pensar que no tenemos recursos para hacer las cosas, sino movernos.

 

Y cerramos esta entrevista exponiendo aquello que Esteban cree que se necesita para emprender:

Para emprender hace falta tener ideas, tener inquietudes, tener voluntad y ser capaz de ser una persona social porque vas a necesitar equipo. Tantas posibilidades tiene un ingeniero como alguien en ciencias sociales, (…) alguien de ciencias sociales tiene que salir de su facultad a irse a conocer a otra gente, (…) y lo mismo para una persona de tecnología, sabrá programar pero a lo mejor no sabe cómo leer una realidad social.

 

¿Qué te ha parecido la entrevista? ¿Quieres compartir tus comentarios con nosotros? ¡Nos encantaría seguir conversando contigo tanto en el blog como en nuestras Redes Sociales!

 

1

Port Relacionados

Y tú, ¿qué piensas?

A %d blogueros les gusta esto: